Una historia de éxito

clemencia-botzotzClemencia Botzotz tiene cuatro años de formar parte del equipo de Productos Katok, llegó gracias a un conocido, quien le contó acerca de la oportunidad para ser contratada. A sus 44 años se hace cargo de sus dos hijos, por lo que tener un trabajo que le permitiera estar cerca de su familia es algo que valora mucho, pues varias personas deben trabajar en la ciudad y tienen que vivir lejos de su familia.

Su historia no es muy diferente a la de las otras mujeres indígenas cakchiqueles que preparan las mermeladas, salsas y aderezos en esta empresa, pues la mayoría son de escasos recursos y vive en las aldeas alrededor de Tecpán, Chimaltenango, donde la cultura es principalmente machista y patriarcal generando opresión a las mujeres.

Además del beneficio económico, Clemencia resalta ventajas como contar con un trabajo digno, flexibilidad de horarios, un ambiente agradable y haber recibido capacitaciones constantes.

A corto plazo, Productos Katok tiene planes de implementar un programa de capacitaciones sobe administración del hogar, planificación familiar y superación personal. Esto como parte del fuerte compromiso social con la comunidad donde esta empresa cuenta ya con un fuerte liderazgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *